jueves, 5 de diciembre de 2013






En los últimos días conocí una canción de un artista belga que se llama Stromae, una canción que es Papaoutai (¿Dónde estás Papa?), habla del papa que partió y nunca volvió, ese papa que los dejó. Es triste, pero no voy a hablar de los padres ausentes o el sufrimiento de los hijos que nunca tuvieron una figura paterna.

Es importante porque cuando estaba escuchando esa canción, me enteré de la muerte del gran Nelson Mandela. ¿Pero porque la relaciono con esa canción? Porque Madiba es el padre de la libertad en África, que a la postre es para todo el mundo.  

No quiero hablar de lo que hizo o de sus logros. Quiero hablar del vacío que deja en la humanidad, ese gran vacío que deja un gran Padre cuando abandona a sus hijos. Como todo buen padre nos dio las herramientas (o el ejemplo en su caso) para seguir adelante, nos dio la claridad para encontrar que todos los hombres somos iguales, que la violencia no tiene justificación, a pesar de ser para luchar por la libertas, o sencillamente que debemos luchar hasta con la vida misma por lo que creemos (estaba dispuesto a morir durante su estadía en la Isla de Robben).
Algunos de ustedes dirán que estoy
 exagerando, probablemente. Pero ese es el sentimiento que siento cuando veo que la última persona del mundo que ha logrado cambiar a la humanidad. Darse cuenta de sus errores e intentar cambiar de rumbo.

Como todo Padre, lo que siempre buscó es que sus hijos fueran los mejores, en este caso, que se respetaran y toleraran los unos a los otros. Nunca con grandes pretensiones para ellos, simplemente, el trabajo duro de entender y asimilar que no todos somos iguales y que nuestra riqueza se encuentra en nuestras diferencias, no solamente raciales.

Debemos estar agradecidos con la vida de vivir en los tiempos de un gigante de la historia, Ghandi, Martin Luther King y la Madre Teresa estarán honrados de recibir a uno de los suyos.
 De nuestra parte, tendremos que seguir sus principios de respeto y amor, tratar de emular su vida; aunque aceptando con humildad que personas como él nunca serán imitadas. En este sentido, es nuestra labor aprovechar las herramientas que él nos dejó.

Papaoutai? Mabibaoutai?....espero que en cada uno de nuestros corazones y mentes para seguir tú camino.



Madiba: dejas un gran vacío en el mundo, pero una gran luz para seguir. 

1 comentario:

  1. Si juan que tristeza se fue un gran líder tal vez el mas humano

    ResponderEliminar