jueves, 5 de diciembre de 2013






En los últimos días conocí una canción de un artista belga que se llama Stromae, una canción que es Papaoutai (¿Dónde estás Papa?), habla del papa que partió y nunca volvió, ese papa que los dejó. Es triste, pero no voy a hablar de los padres ausentes o el sufrimiento de los hijos que nunca tuvieron una figura paterna.

Es importante porque cuando estaba escuchando esa canción, me enteré de la muerte del gran Nelson Mandela. ¿Pero porque la relaciono con esa canción? Porque Madiba es el padre de la libertad en África, que a la postre es para todo el mundo.  

No quiero hablar de lo que hizo o de sus logros. Quiero hablar del vacío que deja en la humanidad, ese gran vacío que deja un gran Padre cuando abandona a sus hijos. Como todo buen padre nos dio las herramientas (o el ejemplo en su caso) para seguir adelante, nos dio la claridad para encontrar que todos los hombres somos iguales, que la violencia no tiene justificación, a pesar de ser para luchar por la libertas, o sencillamente que debemos luchar hasta con la vida misma por lo que creemos (estaba dispuesto a morir durante su estadía en la Isla de Robben).
Algunos de ustedes dirán que estoy
 exagerando, probablemente. Pero ese es el sentimiento que siento cuando veo que la última persona del mundo que ha logrado cambiar a la humanidad. Darse cuenta de sus errores e intentar cambiar de rumbo.

Como todo Padre, lo que siempre buscó es que sus hijos fueran los mejores, en este caso, que se respetaran y toleraran los unos a los otros. Nunca con grandes pretensiones para ellos, simplemente, el trabajo duro de entender y asimilar que no todos somos iguales y que nuestra riqueza se encuentra en nuestras diferencias, no solamente raciales.

Debemos estar agradecidos con la vida de vivir en los tiempos de un gigante de la historia, Ghandi, Martin Luther King y la Madre Teresa estarán honrados de recibir a uno de los suyos.
 De nuestra parte, tendremos que seguir sus principios de respeto y amor, tratar de emular su vida; aunque aceptando con humildad que personas como él nunca serán imitadas. En este sentido, es nuestra labor aprovechar las herramientas que él nos dejó.

Papaoutai? Mabibaoutai?....espero que en cada uno de nuestros corazones y mentes para seguir tú camino.



Madiba: dejas un gran vacío en el mundo, pero una gran luz para seguir. 

domingo, 1 de septiembre de 2013

AYER SE LOGRÓ UNA GRAN PLATAFORMA PARA MAÑANA



Después de las grandes manifestaciones de esta semana (jueves 29 de agosto de 2013), debemos estar convencidos que nosotros, quienes sufrimos las consecuencias de las decisiones que toman nuestros dirigentes (pero también los elegimos), tenemos la capacidad de paralizar el país, con acciones civiles reivindicando nuestros derechos y recordándole al Estado sus deberes.

Lamentablemente, estas protestas fueron permeadas por la violencia. Quienes hicieron estos actos, están tan enceguecidos por su violencia que no les permiten ver que los efectos de estos actos sólo condenan a los campesinos y su protesta. Dan espacio para que los contradictores afirmen que estas marchas fueron motivadas por la guerrilla (los campesinos son los primeros damnificados de la guerrilla) o simplemente las descalifiquen. Aún más, la violencia sólo fortalece a personajes que son también son causantes de esta situación, como es el ejemplo de Don Alvaro.

Para fortalecer estas acciones y realmente tener un impacto de fondo, es necesario que las marchas trasciendan en el tiempo. Esto quiere decir, que después de la marcha, después de las protestas, después de concientizar a la sociedad de su fortaleza se debe tomar esta plataforma para hacerla llegar a espacios donde se tomen decisiones. Las protestas son sólo una explosión de descontento, pero el cambio se alcanza a través del tiempo.

Con esto no le estoy haciendo propaganda a ningún partido, no me gusta el Polo y su crítica exclusiva (aunque las críticas son muy buenas) y nunca proponen nada, no me gusta el Partido Liberal, ni el Partido Conservador que increíblemente han extendido sus redes de clientelismo por casi dos siglos, no me gusta el Partido Verde, que de Verde no tiene nada y mucho menos la Marcha Patriótica, que no tengo ni idea de su propuesta,  y ni hablar del Partido de la U, con el camaleónico Roy Barreras.

Por otro lado, llamo a los campesinos a que busquen soluciones estructurales, que cambien el rumbo, no el momento. No dejen que otros sectores que buscan sus propios intereses se aprovechen de ustedes, sigan su propósito y su propio plan, que nadie ni nada los interrumpa en su camino hacia las mejoras. Eso sí, siempre preservando la paz, nada vale la pena para lastimar al prójimo.

Destaco a las ciudades y su gran respaldo al paro agrario, demostrando que este país a pesar de sus diferentes velocidades, realidades e intereses, puede unirse alrededor de una causa justa. Destaco que quienes nacimos en Bogotá, Medellín o Cali seguimos atados a nuestras raíces campesinas, y demostramos el dolor de patria.



martes, 19 de febrero de 2013

¡ME ALTERA! ¡ME ALTERA!


Cada vez que prendo el televisor después de un día de estress laboral, comentarios aburridos, malas noticias y “contubernio oficinesco”, nada que me altere más que ver noticias por televisión. ¡Así es! Cuando llego con la esperanza de encontrar descanso y paz en mi lejano hogar, prendo el TV (esta caja maravillosa que produce la misma sensación de los simios con los platillos cuando Homero Simpson piensa)…y simplemente aparecen unos titulares como: ¡BEBE DE 4 DÍAS DE NACIDO ES DEJADO EN BASURERO! ¡ROBO A SU MADRE, MATÓ A SU PADRE Y GOLPEÓ A LA VECINA, TODO POR UN BON BON BUM! ¡POLÍTICO ASEGURA QUE NO TUVO NADA QUE VER CON EL DESFALCO!! Y así sucesivamente hasta llegar a sección del entretenimiento, que para mí de entretenida no tiene nada.

Me alteran estas noticias, porque no es suficiente con lo que cada uno de nosotros tiene que conocer, hacer, decir y omitir a diario, sino que de ñapa, debemos aguantarnos toda una dosis de periodismo mercantilista, hecho para el consumidor más no para el ciudadano.
Digo esto porque el periodismo en este país (y no soy periodista, sólo soy un tipo que escribe sobre lo que ve y luego opina), se ha centrado en competir por el rating más no por dar una información contundente y constructiva, la chiva se redujo al camarógrafo que primero llegue al derrumbe o a la escena de crimen. Es un ejercicio simple de tan noble e eimportante oficio.


No estoy hablando de poner más notas de “Colombia positiva”, donde muestran al Biblioburro por decimonovena vez, o donde sale un señor ayudando a los habitantes de la calle. Estos actos deben ser reconocidos y aplaudidos por todos nosotros. Pero eso una vez más, ignora el origen del problema, haciendo de nosotros unos “Homeros Simpson” que no digiere lo que se está mostrando y sólo se conforma con un “sentimiento bonito”….ahhh…todavía hay gente buena.

Quiero decir, que en lugar de mostrar al joven que acabó con su núcleo familiar y la vecina, se muestre por qué la juventud ha llegado a ese punto. Será que este adolescente estaba en las drogas debido al cambio que sufre Colombia de un país productor a uno consumidor, será que la violencia intrafamiliar (de la cual, los colombianos menos favorecidos son los que más la padecen) tuvo consecuencias directas en su crecimiento (¿Analizamos la localidad? ¿Hablamos con el ICBF?) O simplemente la impotencia de no encontrar trabajo lo llevo a desfogarse por un bon bon bum (¿La ley del primer empleo si ayuda a este sector de la población? ¿La falta de cualificación es una barrera para el primer empleo?). Son muchas posibles causas que podríamos analizar.

Las acciones de las personas y los delitos que cometen no es lo importante para informar, la noticia debe ser por qué esos delitos son cometidos. Lo que pasó con el joven es sólo una consecuencia, no es la noticia. Por ejemplo, la noticia no sería que el político haya negado el desfalco (a pesar de existir pruebas), sino que debido al poco control de las autoridades (o consentimiento) y al carrusel realizado por el susodicho pudo robar cierta cantidad de dinero, valdría la pena conocer que autoridades están involucradas, la ley que dice sobre esto, el origen del político, el análisis de su votación, consecuencias sobre las votaciones en el congreso, etc.

Esto no significa que me voy a sentir menos alterado, pero por lo menos voy a tener un poco más de contexto sobre lo que estoy viendo en TV. Tendría más elementos de juicio para tomar una posición frente a determinadas situaciones, en lugar de sólo fatigarme y en ciertas ocasiones, hasta sentir repugnancia por algunos  hechos. Además de la guerra descarada por el rating, que en lugar de construir país, lo sumen cada vez más en la ceguera e ignorancia.

Por eso hago un llamado a los encargados de este oficio, que retomen el camino informativo y analítico. Y si no es posible, les pido a mis conciudadanos que al mirar estas noticias, tengamos un filtro, que analicemos lo que vemos y escuchamos, que nos informemos por otras vías, si no es posible tener la información de los medios en televisión.

Pero lo más importante es que cada día salgamos de nuestras casas dispuestos a cambiar lo que nos rodea, sólo así, dejaremos de ver estas noticias en TV.