domingo, 12 de febrero de 2012

EL corZario de Uganda



Es cierto, estoy un poco desinformado de noticias, y por eso pido perdón por no escribir este artículo antes. El retorno al país me ha causado una serie de traumas y sustos “criollos”, pero nada que mi cuerpo y mentes consagradas Sagrado Corazón no puedan aguantar. Pero nada más increíble que un viaje del Presidente del Senado, Juan Manuel Corzo a Uganda. Otra víctima de la poca distribución de la riqueza en Colombia, a quien un sueldo de 20.000.000 no le alcanza. Lo entiendo senador…lo entiendo…

El Dr. Corzo (¡me encanta volver porque aquí hasta yo soy doctor!), va a realizar una gira parlamentaria a la República de Uganda (http://www.elespectador.com/impreso/cultura/altoturmeque/articulo-323487-catarsis-de-angela). Para los que no ubican este país, se encuentra en el centro de África, a la orilla del imponente Lago Victoria, con una tradición democrática bastante débil, donde en su historia aparecen figuras como Idi Amin dictador por casi una década (vean “El Último Rey de Escocia”) o Milton Obote quien se autoproclamó presidente recién se independizó el país del Imperio Británico.

No critico el país, pues cada uno tiene su desarrollo histórico. Pero lo que sí me impacta es el viaje del senador Corzo a un país con un presidente que lleva en el poder desde 1986 (Yoweri Museveni), donde las elecciones que lo han ratificado en el poder se han calificado con irregularidades según la Unión Europea, en donde en 1997 fueron convocadas las primeras elecciones libres (según el gobierno), en donde los partidos políticos fueron autorizados hasta 2005, ya que antes sólo era aceptado uno: Movimiento de Resistencia Nacional (partido del gobierno). Otros partidos podrían existir pero no podían proponer candidatos y realizar encuentros políticos.

En las más recientes elecciones (Febrero 2011) el partido oficialista tuvo la mayoría parlamentaria con 250 curules, el partido que le sigue tiene 41. Esto demuestra que el ejecutivo tiene un enorme poder sobre el legislativo. En este último punto no estaríamos muy lejos del congreso colombiano, en donde todos los proyectos de ley pasan por una coalición conocida como “aplanadora”. Volviendo a África, es tan fuerte la presencia del ejecutivo en el legislativo ugandés (conocido por su cristianismo radical), que propuso y después promulgó una ley en contra del homosexualismo, que condena a las relaciones entre personas del mismo sexo a la  ilegalidad y tienen una pena de hasta 14 años en prisión.

No siendo esto suficiente, miembros de la bancada de gobierno intentan proponer una ley más severa. Si alguien es acusado de “homosexualidad agravada” (cometida por alguien portadora del VIH sin mutuo acuerdo) recibiría la pena de muerte y si alguien es culpable de “la ofensa de homosexualidad” (incluye actos sexuales per se, matrimonio entre personas el mismo sexo o un intento por cometer sexualidad agravada) pagaría cadena perpetua. Si tenemos esto como razón para ir a Uganda, sin lugar a dudas, ¡nuestro procurador tendría que sumarse a esa gira!

Según un artículo del portal kienyke.com, escrito por Édgar Artunduaga, el senador aduce que esta gira es para “mostrar” a Colombia. Esto me parece muy bien, pero no sé si es la tarea del presidente del Senado de la República, para mí (no se a ustedes), esto sería una tarea de PROEXPORT o en su defecto de la Cancillería. Pero bueno, sin dudar de los buenos oficios y conocimiento del Dr. Corzo, yo le recomiendo mirar un tema en especial.

En el referendo de 2005, se aceptó la representación de sectores antes sin representación en el congreso: mujeres (10 curules), Fuerzas Armadas (10 curules), discapacitados (5 curules), juventud (5 curules) y ex - trabajadores del parlamento (8 curules). Pero estoy seguro del presidente del Senado y esto será solamente un “recorderis” de su labor en esos viajes.

A propósito de estos viajes. ¿Es que ha mejorado la gestión del Congreso de la República con todos estos intercambios y giras? Podríamos proponer una gira nacional por las cárceles para conocer “otros” puntos de vista de la actividad legislativa.